El café es uno de esos placeres de la vida que la mayoría de las personas aprecia. Nada mejor que despertarse en las mañanas con una humeante taza que nos ayude a empezar el día con su aroma intenso y su energía. Sin embargo, hay muchas formas de prepararlo. Los fanáticos de este elixir saben que lo mejor es usar una marca de calidad Premium y una buena máquina. Por otro lado, existen muchas variedades y alternativas que no son fáciles de distinguir entre sí. ¿Sabes cuál es la diferencia entre un espresso y lungo? Veamos:

Espresso

Esta variedad, como su nombre lo indica, se prepara y se bebe rápido. Es menos denso pero más intenso que el lungo, y es el resultado de la extracción y molienda por un tiempo de entre 20 a 30 segundos. El gramaje de café utilizado, en general, debe ser la mitad del total del líquido, es decir: si para hacer un espresso se utilizaron 6 gramos de granos molidos, el resultado deberá ser de 12 gramos o ml de líquido (1 x 2). Para prepararlo, los granos deben estar correctamente tostados y molidos muy fino, proceso que es seguido con mucho cuidado en Gourmesso Alemania. Además se dice que posee el equilibrio perfecto entre dulzor y acidez, y se sirve generalmente en una taza pequeña.

Lungo

En este caso, para preparar un lungo, debemos considerar que obtendremos 3 gramos o ML de café líquido por cada gramo de granos molidos (1 x 3). Por lo tanto, lleva 3 veces más agua que el espresso. En cuanto al tiempo de extracción, es básicamente el mismo: de 20 a 30 segundos, y con esos mismos 6 gramos del ejemplo anterior de la preparación de la alternativa anterior, obtendremos 36 grs de líquido. Es más denso, pero más suave al mismo tiempo, y se sirve en una taza más grande y alargada.

Podemos decir entonces que la diferencia entre un espresso y lungo reside principalmente, en términos de sabor, en la intensidad, y en el tamaño a servirse.

Tips para prepararlos

Para ambas preparaciones se recomienda no utilizar agua de la llave, a menos que esté filtrada, de lo contrario es mejor usar H2O mineral sin gas. También se aconseja limpiar la máquina a menudo para quitar el sarro acumulado. Ambos factores inciden en el resultado de nuestros espressos y lungos.

Ante todo debemos tener en cuenta que no hay una fórmula exacta ni perfecta para prepararlos. Si bien las Máquinas Nespresso®  y sus similares vienen pre-programadas, es importante tener en cuenta que todos tenemos gustos diferentes, y un par de segundos más o menos en la extracción pueden hacer una gran diferencia entre un espresso y lungo. Elige la que más te gusta y experimenta con la receta para descubrir qué prefieres.

Si no tienes tiempo, o simplemente deseas el mejor sabor barista directo en casa, Gourmesso tiene la solución con sus Cápsulas y Smart Packs de Calidad Gourmet Premium.